Introducción a la navegación VI: Corrientes - mi blog náutico

Espacio blog donde se exponen vídeos, notas de prensa, artículos y noticias relacionados con el mundo de la náutica y el mar.

20 mar. 2012

Introducción a la navegación VI: Corrientes

Como ya expliqué en el capítulo anterior, hay fuerzas externas que consiguen que el rumbo de nuestro barco se vea afectado a la hora de navegar, el viento crea un ángulo que se llama abatimiento y hay que corregirlo metiendo timón a la banda de donde viene para compensarlo; pues tambien existe una fuerza externa que es la corriente, el mar que es un movimiento superficial de las aguas de los océanos y mares. 
Estas corrientes tienen un rumbo y una intensidad, y se miden igual que si fuera un barco, el rumbo hacia donde se dirige, y la intensidad es la velocidad a la que va. 

Corrientes

Si vamos navegando a un Rumbo verdadero y nos damos cuenta que no nos está llevando a la derrota que hemos calculado, es porque o hay viento, hay corriente, o ambas. Si hay corriente, tendremos que corregir dicho rumbo para que la proa apunte hacia el rumbo verdadero que calculemos, pero en realidad el barco irá "derrapando" llevando un rumbo llamado Rumbo efectivo.

Rumbo y velocidad efectiva


El rumbo efectivo será la suma de los vectores del rumbo verdadero y velocidad del barco y el rumbo de la corriente y la intenisdad de la corriente. En el caso de la foto, sería igual Vector (Ref Vef)= Vector (Rc Ihc) + Vector (Rv Vb). como resultado daría el vector Ref Vef, siendo la longitud de dicho vector la velocidad efectiva, y el ángulo respecto al norte sería el Rumbo efectivo.

Para el cálcular el rumbo que hemos de dar para ir a un punto, sabemos que si hay una corriente habrá que compensarla, así es que el rumbo calculado será el Rumbo efectivo (rumbo compensado que será el que en realidad haremos para llegar a dicho lugar), con lo cual habrá que hacer la suma inversa  para que el rumbo verdadero lleve al barco desplazándose como rumbo efectivo.

Nota: Si calculamos las corrientes en la carta, hay que acordarse de medir siempre las distancias en la escala de las latitudes. 


Pages