Barcos propulsados con Gas Licuado del Petróleo y Gas Natural Licuado - mi blog náutico

Espacio blog donde se exponen vídeos, notas de prensa, artículos y noticias relacionados con el mundo de la náutica y el mar.

9 dic. 2019

Barcos propulsados con Gas Licuado del Petróleo y Gas Natural Licuado




Parecía mentira hace un par de año, pero lo cierto es que el Gas Licuado del petróleo y el gas natural se han convertido en uno de los combustibles más utilizados en el mundo naval.

Si bien es cierto que, dentro de los Gases Licuados del Petróleo se usa mucho más el propano que el butano, la verdad es que este tipo de gases le está ganando la partida a los barcos eléctricos y a los combustibles fósiles.

En este momento en los astilleros españoles hay 6 buques en construcción, ferris y remolcadores,
con motores de gas natural.

Gas Licuado del Petróleo

Se habla desde hace tiempo de los buques propulsados con Gas Natural Licuado, pero, para poder cumplir la normativa sobre emisiones de sulfuros también se puede propulsar mediante GLP.

El GLP, es un gas de petróleo líquido que consiste en una mezcla de hidrocarburos usados como combustible para vehículos y calefacción. Se puede comercializar en diferentes formas como propano o butano o, de forma más común, la mezcla de ambos.

El constructor naval surcoreano Hanjin Heavy Industries anunció que se construirían dos VLGC con este método de propulsión para la compañía Exmar. Estos buques serán fletados por Statoil.

Estas dos embarcaciones contarán con un motor que usará como combustible el GLP para cumplir con la nueva normativa de la Organización Marítima Internacional que entrará en vigor en 2020 sobre sulfuros.

Este tipo de motores se está usando más debido a la falta de emisiones de sulfuros, disponibilidad y facilidad de suministro. En estado gaseoso, se espera que este motor utilice un 3% de combustible líquido y hasta un 10% de carga.

El futuro del Gas Licuado del Petróleo tiene buena pinta puesto que no requiere gastar dinero en infraestructura.


Gas Natural Licuado

En la misma línea de alternativas más sostenibles de combustible encontramos el Gas Natural Licuado o GNL

Este tipo de gas natural pasa a estado líquido a -163º C y a la presión atmosférica. Esto se debe a que su volumen es seiscientas veces más pequeño que el del gas natural, esto hace que su transformación y transporte en estado líquido sea muy rentable.

Sin embargo, poder llevar a cabo este tipo de transformación requerirá de una inversión que sería muy superior a la de un barco normal, un veinticinco por ciento más.

Además, se requiere un mayor espacio que se quitaría de la zona de carga.

Por otro lado, existen una serie de riesgos ante el uso de este tipo de gas. EL primero de ellos es que se necesitan estructuras muy delicadas y complejas. Hay que hacer descender la temperatura del gas a -163º C y mantenerlo en el tanque con un gran aislamiento, por lo que se requiere un gran consumo energético.

Lo malo de este gas es que está muy repartido en el mundo, por lo que hay pocas zonas geográficas que dispongan de él. Esto haría necesario llevarlo a los diferentes demarcaciones de donde partan los grandes buques.

Pages